0

Otra Mirada (IX)

 

ALMAGRO

 

40 años vistiendo sueños

 

En verano, las noches de Almagro se visten de luz, de enredos, de princesas doradas con sueños de mil colores, de espacios ocultos y luminosos donde el ayer y el presente se atrapa y nos atrapa, donde quien quiere no querer vibra tierna, bruta, oscura y apasionada, triste y alegre, donde la vida y el sueño o el sueño de la vida se entreteje, se disfruta en un rodaje cotidiano abierto al público amante del mejor teatro clásico para acogerlo y adentrarlo, con la realidad adormecida, hacia el deseo profundo del llegar a sentir que se puede alcanzar lo onírico varias veces… como si fuera siempre, la primera vez. 

 

 

 

 

 


Comentarios